Joomlarulit.com

LA HORA DE LOS COMPLOTS
Featured

13 November 2018
(0 votes)
Author :  

Por: José Javier Reyes.

De repente se puso de moda hablar de elaborados complots, tanto en México como en Estados Unidos. Como siempre, la pregunta es: ¿son reales o producto de una visión entre preocupada y paranoica? Porque los hechos tienen implicaciones difíciles de explicar.

Sea el caso de la cancelación de Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Es cierto que algunos periodistas (y Andrés Manuel López Obrador señaladamente refirió el nombre de Carlos Loret de Mola) fueron insistentes en que la caída del peso mexicano ante el dólar y la debacle de la Bolsa Mexicana de Valores tuvieron su causa en el anuncio de la cancelación del NAICM en Texcoco y el proyecto que involucra el aeropuerto militar de Santa Lucía. Pero se trata de un hecho indubitable. Si hubo o no una caja de resonancia que magnificó esta caída, debe entenderse como una consecuencia, no como una causa.

AMLO declaró que “fracasaron quienes trataron de desestabilizar al país” y habló de un “deslizamiento” del peso y no de una “devaluación”. El dólar cruzó la barrera de los 20 pesos, la Bolsa Mexicana de Valores perdió más de 4 puntos y en efecto, el mundo no se cayó. Pero atribuirlo a un plan malévolo requiere, al menos, mostrar pruebas de ello, a menos que se crea, como opinan los conspiranoicos, que la prueba de un complot es que no hay pruebas.

Pero lo más absurdo es creer que hubo un complot de los empresarios para hacer que se cayera el peso, luego de la cancelación del NAICM en Texcoco. ¿Por qué, si los más perjudicados eran ellos mismos? Y no solo quienes tenían intereses en este proyecto, sino los que simplemente vieron evaporarse sus recursos ante los descensos en la cotización del peso y en la bolsa.

Otro caso es el de la caravana migrante. Los centroamericanos que vieron la oportunidad de emigrar en este éxodo masivo pueden ser o no personas manipuladas o movidas por intereses políticos. Innegablemente hay intereses políticos detrás de prácticamente cualquier movimiento social. Pero suponer, como dijo el padre Alejandro Solalinde, que “el éxodo migratorio hondureño habría sido provocado por la inteligencia norteamericana a través de técnicas de rumorología con motivos electoreros”. Pero si éste era el plan maquiavélico del gobierno norteamericano, simplemente fue un gafe, porque Trump perdió el control de la cámara baja y uno de los motores que impulso su derrota fue el voto de las minorías, fastidiadas por el discurso xenófobo y racista del presidente norteamericano.

Nadie parece haber tomado en cuenta la campaña que el expresidente Barack Obama realizó, poniendo en contexto la caravana como un movimiento de personas desesperadas que poca amenaza pueden representar para la potencia del norte.

La infalible “navaja de Ockham” o principio de economía surge en nuestra ayuda, recordándonos que, de todas las explicaciones, la más sencilla es, casi siempre, la correcta. Los mercados reaccionaron con temor ante la cancelación del NAICM. Los centroamericanos abandonan sus países por hambre. Querer ver complots en todas partes es desconocer estas causas y evadir las responsabilidades por las decisiones tomadas.

50 Views
E.G.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…